Consejos útiles

Desayuno japonés

La mayoría de las veces no podréis elegir pero si en alguno de vuestros alojamientos tenéis incluido el desayuno y os preguntan si queréis desayuno japonés o desayuno continental/americano nuestro consejo es que no elijáis el japonés. Quizá una vez para tener la experiencia de haber probado el desayuno japonés vale…pero nosotros lo hicimos y nos arrepentimos porque a las 8:00 de la mañana comerte un pescado con arroz y sopa miso….no entra fácil.

desayuno japones

No hacer el cambio de Euros a Yenes en España

Cuando preguntamos en nuestro banco cuanto nos costaba cambiar euros a yenes nos quedamos con cara de tontos de lo caro que salía y leímos en algún foro que era mejor cambiar allí. Así que decidimos no cambiar en España y hacerlo en Japón, nada más llegar, en el aeropuerto. Cambiamos algo menos de 1000 Euros y nos ahorramos unos 60 euros, con respecto al cambio que nos ofrecían en España.

Evitar si es posible Julio y Agosto

Aunque es difícil porque casi todo el mundo tiene vacaciones en verano, si podéis elegir el mes en el que ir a Japón evitar Julio y Agosto. Nosotros fuimos la segunda semana de Julio y la verdad no pensamos que Japón fuera un país tan caluroso, sobretodo en Kioto pasamos mucho calor y la altísima humedad que lo acrecentaba. Si vais en verano como nosotros obligatorio que haya aire acondicionado en la habitación.
Y tampoco pensé que necesitaría anti mosquitos en Japón y en Kioto llegue a tener más de 30 picaduras en las piernas, fue lo peor del viaje y encontrar donde comprar “afterbite” y anti mosquitos fue una aventura, así que si sois susceptibles a que os piquen bichos como a mi, os recomiendo que llevéis en la maleta.

Viajar con poco equipaje

Nosotros queríamos visitar varias ciudades, nos movimos mucho por Japón y cogimos muchos trenes por eso recomendamos que llevéis el menor equipaje posible. Varios de los hoteles en los que estuvimos tenían lavadoras que funcionaban con monedas así que pudimos lavar ropa en un par de ocasiones. Además en Japón hay muchas taquillas guarda equipaje, en todas las estaciones de tren/ bus y en el metro. Son super útiles, nosotros las utilizamos muchas veces, por pocas monedas ahorrábamos el tiempo de tener que ir a dejar el equipaje al hotel o de cargar con el equipaje.

Agua gratis

En todos los restaurantes el agua es gratis y tú mismo te sirves la que quieres. En cambio el alcohol es bastante caro, incluso la cerveza.

No carguéis con paraguas desde España

Aunque es posible que os llueva en algún momento de vuestro viaje no vale la pena que os llevéis un paraguas desde España. Los paraguas en Japón son muy baratos (unos 3 euros) y los venden en todas partes. De hecho la gente los usa y cuando para de llover se los dejan abandonados en por la calle. Más de una vez me encontré un paraguas por la calle en perfecto estado.

Libro de firmas de los templos, un souvenir curioso y bonito

En uno de los primeros templos que visitamos vimos que vendían unos libritos con las páginas en blanco y no entendimos bien lo que eran…en el siguiente templo descubrimos que en muchos templos hay señores que con sus pinceles japoneses te escribían con una caligrafía preciosa, los caracteres japoneses que representaban el nombre del templo, el Dios al que iba dedicado y la fecha. Así que para eso servía el librito con páginas en blanco: para que te firmaran en cada templo que visitabas, uno en cada página y tener un recuerdo de todos los templos japoneses visitados. Aunque no es gratis, cada firma 300 Y. pero sólo con ver el esmero y arte con que esos hombres escribían esas letras japonesas tan bonitas en tu librito ya valía la pena.

IMG_4968_Reduced

Firma

IMG_20140427_124338

IMG_20140427_124733~2

Hay que descalzarse en los templos

En casi todos los templos en los que se puede entrar y visitarlos por dentro hay que descalzarse y dejar los zapatos en la entrada. Pero no sufráis nadie os robará los zapatos en Japón y los suelos de los templos están muy limpios.

No Shoes

Seguridad y limpieza

Son unas de las cosas que más nos gustaron de la sociedad japonesa. Todo está limpísimo, incluso los baños públicos de cualquier metro o parque, además hay muchos, cosa que nos viene muy bien a los turistas.
En ningún país, incluido España, me he sentido tan segura andando por la calle de noche y seguramente si olvidas la cartera en algún lugar y vuelvas, te la estén guardando.