Día 2 - Hakone y Tokio

Día 2 – Hakone y Tokio

A la mañana siguiente vinieron a la habitación a servirnos el desayuno a la hora acordada, las 8:00 de la mañana. En el Ryokan el día anterior nos habían preguntado que desayuno queríamos desayuno Occidental o Japonés y pedimos uno de cada. Pero fue ahí cuando nos dimos cuenta que el desayuno Japonés es difícil de comer para los occidentales, porque que te pongan un pescado con arroz y sopa a las 8 de la mañana no apetece mucho… Así que os recomendamos que si os dan a elegir entre desayuno Occidental o Japonés elijáis el Occidental porque creemos, sobretodo si es temprano por la mañana, os va a apetecer más. Eso sí, el desayuno al igual que la cena es un despliegue increíble de platitos que te deja con la boca abierta.

Desayuno Hakone

Después del desayuno dejamos el ryokan habiendo pasado una fantástica noche al más puro estilo nipón y nos despedimos del amabilísimo personal que salió a la puerta del Ryokan a decirnos adiós. Sin duda el mejor y más auténtico alojamiento de nuestro viaje a Japón, sólo por alojarte en un Ryokan con baños termales (onsen) ya vale la pena visitar la zona de Hakone.

Antes de volver a Tokio dimos una vuelta por la zona montañosa de Hakone con el Telesférico con la esperanza de ver desde las alturas el famoso monte Fuji. Aunque ya estábamos avisados que a no ser que salga un día muy claro es difícil ver el monte Fuji y era un día bastante nublado.

Cogimos dos teleféricos (cubiertos por el Hakone Free Pass) hasta el lago Ashi disfrutando de las vistas del parque natural de Hakone pero no pudimos ver el monte Fuji porque estaba oculto tras las nubes. Como el tiempo no acompañaba mucho, y era imposible ver el monte Fuji, decidimos aprovechar mejor el tiempo y volver a Tokio para empezar a visitar la ciudad.

El Hakone Free Pass incluye todos los transportes (teleférico, barco,bus) para hacer un recorrido circular por la zona de Hakone para ver los lagos y el monte Fuji pero es un recorrido bastante lento y si encima no se ve el monte Fuji aconsejamos no hacerlo o hacer una parte sólo, como la del funicular que fue la que hicimos nosotros y volver a Tokio para así tener más tiempo allí.

Telesferico Hakone

Barco Hakone

Para volver a Tokio realizar el mismo camino que a la ida pero a la inversa, todo cubierto por el Hakone Free Pass de dos días. Hacia las cuatro de la tarde llegamos a la estación de Shinjuku en Tokio. fuimos a recoger nuestro equipaje a las taquillas de la estación donde las habíamos dejado el día anterior. Ya con todo nuestro equipaje nos dirigimos al Hotel Apa Hotel Kanda-Eki Higashi que sería nuestro hotel en Tokio durante las cuatro póximas noches.

Apa Hotel Kanda-Eki Higashi

Dirección: Chiyoda-ku Iw amoto-cho 2-1-1, Chiyoda Ward,Tokyo, 101-0032
Telefono: +81356877111

Para llegar al Hotel utilizamos la Tarjeta SUICA. Cogimos  la Yamanote Line desde la parada de Shinjuku Station hasta la parada de Kanda. Kanda Station es la parada de metro/tren más cercana a nuestro Hotel,está a unos 5 minutos andando desde el hotel y es una zona bastante céntrica y cómoda porque usando la Yamanote line está a sólo una parada de Tokyo Station y también a sólo una parada del famoso barrio de Akihabara.

Como llegar al hotel desde Kanda

Como llegar al hotel desde Kanda Station

El hotel está reformado, es cómodo y no muy grande. Lo que más llama la atención es el tamaño de la habitación pero ya nos lo esperábamos porque en Japón todo es pequeño y porque el tipo de habitación que habíamos reservado era la “pequeña económica”, seguramente es la habitación doble más pequeña en la que he estado nunca, no hay espacio físico para tener 2 maletas abiertas a la vez. Pero a pesar del tamaño era una habitación cómoda y moderna , con baño propio con minibañerita y todo tipo de artículos de aseo, internet por cable, tele de pantalla plana, agua mineral gratuita, yukatas y pantuflas, cama cómoda y todo limpísimo! Es recomendable alojarse en los pisos más bajos ya que así te llega el wifi de recepción. El hotel también cuenta con lavadoras y secadoras, si viajas no con mucho equipaje como en nuestro caso son muy útiles. También hay maquinas de hielo , microondas y maquinas de bebidas en cada planta. El personal del hotel tiene un inglés muy limitado, algo bastante común en Japón, pero siempre intentan ayudar.

El precio del hotel por noche, sólo alojamiento, fueron unos 48 euros así que aunque la habitación doble era muy pequeña, en global me pareció una excelente relación calidad precio y una muy buena opción de alojamiento en Tokio si quieres estar céntrico, no compartir baño y no gastar mucho.

Hotel APA

Después de dejar nuestro equipaje en el hotel, sobre las 18.00 de la tarde fuimos a visitar el barrio de Akihabara, sólo a una parada de Kanda Station con la Yamanote Line. Nada más bajar en la parada de Akihabara (salida “Electric Town”) ya te sorprende la cantidad de gente y los carteles luminosos. En este barrio hay un montón de tiendas que resultan muy curiosas para los occidentales, donde se venden todo tipo de objetos manga, de hecho aquí podemos encontrar “Mandarake” que se describe así misma como la tienda manga y anime más grande del mundo (horario 12.00-20.00). En Akihabara se pueden encontrar todo tipo de aparatos electrónicos a buen precio, algunas tiendas tienen una selección de productos para los extranjeros y ofrecen compras libres de impuestos a turistas extranjeros en compras superiores a  10000 yenes pero hay que tener en cuenta que algunas garantías de los productos no valen para Europa.

Mapa Akihabara Japan-Guide

Mapa Akihabara Japan-Guide

En este barrio de Tokio llaman la atención las chicas disfrazadas de lolitas que están por la calle repartiendo publicidad de los Maids Cafés ( bares principalmente para hombres donde las camareras también van disfrazadas). No les gusta mucho que les hagan fotos así que hay que pillarlas despistadas.

Akihabara Calle
Akihabara Manga

Aunque están por todas partes, fué en Akihabara donde vimos por primera vez los Pachinkos, son locales donde los Japoneses juegan a una especie de máquinas tragaperras de bolitas, muy ruidosas, que no conseguimos entender en que consistían. Pero la verdad es que los japoneses están enganchadísimos a este juego y estos locales siempre están llenos. Si os ven haciendo fotos os llamaran la atención.

Akihabara Pachinko

Vale la pena esperar a que se haga de noche para ver todos los neones y carteles luminosos tan característicos de esta zona. Después de pasear por Akihabara y visitar varias tiendas,cenamos en un pequeño restaurante muy cercano a la salida de la parada de metro de Akihabara. En este restaurante tienes en el escaparate todos sus platos (representaciones de plástico) y cada plato tiene número y el precio. En la entrada hay una máquina donde pulsas el número del plato que quieres, te aparece el precio, metes las monedas y te sale un ticket que dentro del restaurante le das al cocinero y te lo prepara en menos de 5 minutos. Este tipo de restaurante son bastante comunes, son muy cómodos, rápidos y baratos, y además están buenos. Suelen servir arroz y noodles con diferentes acompañamientos. Esto fue lo que cenamos cada uno y nos costo unos 5 euros por persona.Para que luego digan que Japón es caro!

Cena Akihabara